Qué poco se habla de animación en el Reino. Menos mal que tienen al redactor con el corazón más infantil que han podido encontrar para solventar ese pequeño problema. Además, hay que aprovechar para ver si consigo de una vez que Gravity Falls (Disney Channel y Disney XD) sea tratada como la gran maravilla que es. Y es que Disney XD (pero el americano, no el de aquí) nos tiene jugando al gato y al ratón con esta serie. Perdonad, que seguro que os estoy despistando. Vamos a empezar hablando sobre qué es Gravity Falls.
En 2007 un joven llamado Alex Hirsch se graduó en el Instituto de Artes de California y empezó a trabajar realizando los storyboards de una serie de Cartoon Network llamada Las Maravillosas Desventuras de Flapjack (ésta no la he visto). Unos años después, y tras trabajar en otra serie totalmente desconocida para mí, creó la joya de la corona (y a la vez la serie más maltratada) de Disney. Gravity Falls, donde nos cuentan la historia de Dipper y Mabel Pines, dos hermanos gemelos que van a pasar las vacaciones de verano con su tío Stan en el pueblo que da nombre a la serie. Stan es un viejo que sólo piensa en el dinero y en sacárselo a los turistas, y para ello tiene su pequeña tienda/museo, Mystery Shack, donde vende falso merchandising de seres sobrenaturales que, según él, habitan el pueblo. Stan no cree en esas cosas, de hecho todo lo que tiene se lo ha inventado, pero haría cualquier cosa por la pasta.
Sin embargo, como suele pasar en estos casos, no todo es falso, y aunque Stan no lo sabe (¿seguro?) sí que hay seres sobrenaturales vagando por Gravity Falls, y los gemelos Pines se van a encontrar con prácticamente todos ellos. Para vencerlos cuentan con un arma secreta, una guía que encuentra Dipper escrita por no se sabe quién, que tiene documentados a prácticamente todos los seres que habitan el pueblo, además de la forma de acabar con ellos.
¡Visita Gravity Falls! ¡El único sitio con gnomos que vomitan arcoiris!
Como si de un procedimental para adultos se tratase, cada capítulo tiene una historia autoconclusiva que, sin embargo, va contando una trama mayor consistente en resolver el misterio que envuelve al pueblo y al diario que ha encontrado Dipper. Para un niño, seguir una trama como la de esta serie no debería ser ningún problema, pero debe ser que algún directivo de Disney ha pensado que no le hace gracia la serie y están intentando que no tenga audiencia, porque el cachondeo que se llevan con los episodios es de traca. Suele ser algo así: Un martes, por ejemplo, hay capítulo. El lunes que viene ponen otro. El miércoles de dentro de mes y medio ponen otro, dos semanas después, el siguiente. Vamos, que o tienes el vídeo programado para que grabe cuando se emita o puedes estar seguro de que no la vas a ver ni de coña. Hace poco me pasaron una frase que describía muy bien lo que pasaba con esta serie, aunque hay que ser un poco friki de los videojuegos para entenderla: “I’m beginning to think that this show operates on Valve time” (en clara alusión al cachondeo que se trae Valve también con Half Life 3).
Aún así el público de la serie es muy fiel y la primera temporada fue todo un éxito, tanto que ya estamos en el ecuador de la segunda temporada, y ojo qué ecuador, que terminó el capítulo y estaba tan convencido de que había sido un final de temporada que hasta lo prodigué por twitter. Menuda alegría me llevé al saber que aún queda la mitad de la temporada. Y es que la trama general ha dado un vuelco brutal en el último episodio emitido, donde han desvelado alguna respuesta de las importantes y han dejado nuevas incógnitas muy, pero que muy interesantes. Para que os hagáis una idea, en el momento en el que estoy escribiendo esta entrada el capítulo tiene en IMDb 559 votos y una nota media de 9,9. Que se dice pronto.
Patataaaa!
Pero el secreto del éxito no es sólo de la genial historia que ha ideado Alex. Los personajes son TODOS maravillosos, destacando el fantástico personaje de Mabel Pines, que es simplemente adorable y cuya forma de ser hace que quieras una serie sólo para ella (de hecho tiene un corto,Mabel’s Guide to Life). Culpa del éxito del personaje es de su dobladora, la maravillosa Kristen Schaal, quien dobla también a Louise en Bob’s Burger (otro gran personaje en otra gran serie) y a la que hemos podido ver en multitud de series, la más reciente The Last Man on Earth.
Y hay más. Tenemos capítulos que son simplemente para enmarcar. Por su grandísima historia y lo que afecta a la trama general, el último que se ha emitido (Not What He Seems). Por darle protagonismo a Mabel y hacerlo con un musical de marionetas hechas con calcetines (Sock Opera). Por hacer juegos de palabras de lo más ingenioso y darle otro sentido al minigolf (The Golf War). Por presentarnos al villano más dulce y cruel (The Hand That Rocks the Mabel y el doble capítulo final de la primera temporada Dreamscapereres y Gideon Rises). Por su homenaje a los juegos pixelados de toda la vida (Fight Fighters). Por los viajes en el tiempo (The Time Traveler’s Pig). Por Bill Cipher.
Y seguimos, que esto no tiene fin. Porque si ver el capítulo una vez os sabe a poco, ¡tranquilos! Podéis revisionarlo en busca de la palabra clave para descifrar el mensaje cifrado final. Al final de cada episodio hay un código del tipo ZHOFRPH WR JUDYLWB IDOOV. Durante el capítulo hay una palabra que será clave para poder descifrar el mensaje. Una vez encontrada esa palabra “sólo” queda encontrar qué código han usado para cifrarlo, a elegir entre (y copio y pego de una página donde ayudan a descifrar los mensajes):
Caesar cipher, Atbash cipher, A1Z26 cipher, Author’s symbol substitution cipher, Combined cipher, Number codes, Vigenère cipher, Bill’s symbol substitution cipher. Como los símbolos intermedios de Fringe pero un poquito más complicado.
En algunas ocasiones son mensajes que no tienen ningún sentido o que no desvelan nada, que sólo son para entretenernos. Pero otras veces dejan mensajes que nos dejan pensando qué puede ser lo que va a pasar después.
Vamos, que no es “otra serie de dibujos animados”. Es LA SERIE. Y ojalá Disney se dé cuenta de lo que tiene y empiece a tratarla mejor. Ah, y si queréis verla doblada en el idioma patrio, o poder ponérsela a los peques de la casa, que sepáis que también se emite por aquí en Disney Channel y Disney XD. ¡No tenéis excusa para no verla!