Tienen mucho que rascar y poco tiempo para hacerlo. La serie de AMC, ‘The Walking Dead’ se encuentra grabando su nueva temporada que se emite el 23 de octubre; donde parece ser que intentarán solucionar los problemas de última emitida, en la que la trama de la ficción fue predecible, lenta.  Si eso fuera poco, los continuos guiños a ‘Lost’, como los capítulos individuales para conocer mejor a los personajes, dieron una sensación de desinterés por parte de los guionistas. Sin duda, deberán renovarse o morir en el intento.

Y no es para menos. La séptima temporada fue para muchos la peor de la serie, haciéndose públicos los primeros síntomas de desgaste. Bien es cierto que la ficción lo tenía complicado para conseguir un contenido atractivo, pero para lo que hicieron, mejor que no hicieran nada.

The Walking Dead’ fue de más a menos. Si en un principio la muerte de uno de los personajes más queridos, como era Glenn por parte del “malo malísimo” como Negan, no hacía más que suponer que la temporada iba a mantener a todos los espectadores con el miedo en el cuerpo; todo fue un mero espejismo. Fue una temporada insufrible,  llena de actos predecibles y sin ningún atrayente particular. Sí, se puede decir que era propia de un anuncio de la teletienda, en la que te venden un super producto y cuando te lo traen es una caja vacía llena de papel de embalar.

View post on imgur.com

Los guionistas deben centrarse más en la personalidad y bagaje de un personaje que fue planteado como el humo negro de ‘Lost’ y se ha quedado en una mosca cojonera. No hay más. El perfil histriónico de Negan es propio de Estela Reynolds.  El malvado villano solo busca protagonismo, sobreactuándose y dando al espectador ganas de hacer zapping.

Un acierto fue introducir personajes nuevos que tienen un trasfondo tan significativo como el de Ezekiel y el Reino. El líder de esta colonia junto a su mascota, un feroz tigre de nombre Shiva, ha dado momentos realmente buenos. Lo mejor es que solo hemos visto una pequeña parte, al menos según los guionistas. Por tanto, la nueva temporada promete emociones fuertes.

La temporada 8 debería comenzar con un capítulo que mantenga la tensión hasta el último instante. La serie volverá con el episodio número 100, y esperemos que esté a la altura de las expectativas.  La temporada 7 parecía ser de transición. El espectador ya está mentalizado de que “la gran guerra” está por venir; por lo que no es necesario más entregas sin sentido en la trama.

Muchas dudas por resolver

La trama dejó a muchos con la miel en los labios y varias incógnitas que deberán resolverse en esta tanda de capítulos.  Un ejemplo de éstas serían: ¿Qué pasó con la otra píldora que Eugene preparó?, ¿de qué bando está éste personaje?, ¿el grupo de mujeres que viven en medio de bosque y que lidera Natania se unirá a la guerra contra Negan?, ¿Qué pasará con Morgan y Gregory?, ¿Cuál era la intención de Rick con su sonrisa final?, ¿Estará Michonne bien?, ¿qué esconde el misterioso mensaje que se encontró Daryl en el último capítulo en Alejandría?, ¿qué relación guarda con Dwight?, o por ejemplo, ¿nos sorprenderán con un nuevo villano?

Si la pasada temporada era para mentalizar al espectador de lo que estaba por venir. Está bien conocer a los personajes, pero es momento de ver más acción. Las imágenes que se han podido ver de los próximos capítulos prometen emociones fuertes con explosiones y fuego. Más vale que no sean un espejismo porque los 5 millones de espectadores que perdieron en 16 capítulos pueden suponer el final precipitado de una serie.  De una ficción que estaba prevista que durase dos temporadas más.

 

 

Si te ha gustado no dejes de leer:

The Walking Dead – Y por fin, Negan

No te queremos… Rick Grimes (The Walking Dead)

10 razones para amar a Michonne – The Walking Dead