He aquí nuestro homenaje a los secundarios robaescenas de las series, esos que se comen la pantalla y, en ocasiones, hasta a los protagonistas. Pero hay muchos personajes y también hay mucha televisión, así que esta lista se nos podría ir fácilmente de las manos. Como no queremos que esto termine estirándose tanto como Supernatural, vamos a centrarnos en esos personajes de carácter mucho más secundario que los protagonistas, esos que durante los pocos minutos que salen se comen la pantalla o nos roban el corazón para siempre; y también en aquellos que empezaron como meros acompañantes, pero que por su carisma y presencia se convirtieron en pieza clave de sus respectivas series. Puede que exista algún SPOILER, ojocuidao.

 

Millie Kentner (Sarah Hagan) – Freaks And Geeks

Millie es la amiga hiper-religiosa y fácilmente escandalizable de Lindsay. Un personaje totalmente secundario que aparece de vez en cuando para soltar alguna que otra frase puritana o mostrar su preocupación por la pérdida de fe de Lindsay, su amiga de toda la vida, ahora “abducida” por el grupo de freaks del instrituto y más interesada en empezar a vivir la vida en lugar de seguir siendo la chica modélica y estudiosa de siempre. Pero Millie no es cargante o molesta, sino más bien entrañable. Aunque sólo sea por esos momentos en los que, debido a sus frases de moralina religiosa, nos tira por el suelo de la risa, es el mejor ejemplo de robaescenas que no evoluciona a protagonista que se me ocurre. Esa escena en la que, en medio de una fiesta con adolescentes borrachos y drogados, Millie se pone a cantar una canción de misa al piano, es todo el argumento que necesitamos para incluirla en esta lista.

No fuma nada. Ella es así.

 

Craig Pelton (Jim Rash) – Community

O mejor dejarlo simplemente en The Dean, ¿verdad? El grande e irrepetible. Uno que terminó por ganarse un puesto en el elenco protagonista a base de momentazos únicos y, sobre todo, mucho, mucho estilo. Porque, ¿se puede molar más que el decano de una universidad que decide cada día disfrazarse de una manera distinta para ir a visitar a su grupo de estudiantes preferido? Normalmente a anunciar cualquier tipo de evento absurdo que sólo tiene lógica dentro de los límites de Greendale. Sólo una persona tan positiva podría encontrar la energía necesaria para llevar a cabo tantos proyectos locos e involuctar a sus estudiantes en todo tipo de fiestas innecesarias, planes y actividades casi diariamente. Imaginar a cualquier otra persona al frente de un caos como Greendale nos resulta imposible. Y aunque Jeff Winger no corresponda a sus obsesivos sentimientos, nosotros sabemos que es demasiado fabulous como para que esto lo frene. Algún día, Dean. Algún día…

“Bitch yeah, I’m fabulous”

 

Anya Jenkins (Emma Caulfield) – Buffy The Vampire Slayer

De demonio vengativa a humana, de nuevo a demonio vengativa y de nuevo a humana. Qué lío. El caso es que Anyanka (Anya para los amigos) empezó como un personaje ya no secundario, sino casi testimonial. La propia Emma Caulfield confesó que su arco inicial no abarcaba más allá de un capítulo, pero Joss Whedon vio el potencial y la hizo interactuar con la Scooby Gang dándole cada vez más minutillos. Como ex-demonio, Anya no entiende que las verdades que dice pueden resultar incómodas, así que, sin ella quererlo, resulta divertidísima. Su amor por el dinero, su fobia a los conejos y sus abiertas explicaciones sobre su vida sexual con Xander terminaron por convertirla en una robaescenas cómica de categoría. Y no sólo eso, ya que Anya también lidia con entender su condición humana y la mortalidad, sin maldad, como una niña que todavía estuviese aprendiendo a desenvolverse en la vida. Por todo ello… ¡Qué grande fuiste, Anya!

Contra los vampiros, el sarcasmo es tan necesario como las estacas

 

Benjamin Linus (Michael Emerson) – Lost

Si sois losties seguro que ya estáis al tanto de que el personaje de Benjamin Linus no tenía el más mínimo futuro más allá de un par de capítulos. Michael Emerson fue contratado tan sólo para aparecer en unos cuantos episodios de la segunda temporada, pero la fuerza que dio a su personaje convenció rápidamente a los productores y a la audiencia. Porque todos sabemos que cuando Ben aparecía en pantalla uno no podía quitar los ojos de él, de su presencia enigmática y de esa mirada fría y misteriosa que se te clavaba hasta las tripas. Con esa capacidad logró hacerse un hueco entre los personajes regulares. Ben es manipulador y calculador, un personaje conflictivo, pero nada en las últimas temporadas de Lost hubiese sido igual sin él. Aunque sólo sea por esos ojos. Esos malditos ojos azules y traicioneros.

Ben utilizando un método de hipnosis con sus ojos

 

Elsbeth Tascioni (Carrie Preston) – The Good Wife

The Good Wife es una de las series con mejores secundarios recurrentes de la televisión. Así que es difícil elegir, lo sabemos. Cada persona tendrá su favorito. Pero nosotros nos vamos a quedar con Elsbeth Tascioni porque es uno de los personajes más genuinamente cómicos de The Good Wife, con todas sus excentricidades y locuras, sin que eso reste brillantez a sus cualidades como abogada. Da la impresión de que piensa más rápido de lo que habla y de que debe tener una inmensa cantidad de cosas siempre dando vueltas por su cerebro. Elsbeth es de esos personajes que mejoran cada episodio en el que salen, aunque de eso The Good Wife va sobrada y siempre podéis echar un vistazo a esta lista de Vaya Tele para cercioraros. Pero en serio, ¿no pensáis que con Elsbeth podría salir un spin-off acojonante?

A todos nos pasa

 

Klaus Mikaelson (Joseph Morgan) – The Vampire Diaries / The Originals

No se puede dudar de que Klaus es uno de los personajes más carismáticos del universo de The Vampire Diaries. Este poderosísimo vampiro (o bueno, más bien híbrido, pero no entremos en detalles) que partía como antagonista en la serie original, enseguida se convirtió en personaje regular y empezó a robar escenas a velocidad de vértigo. Sí, como es lógico, a mucha gente le interesaba más su rollo de villano con síntomas de sociopatía que el infinito triángulo amoroso de los protagonistas. Y al público adolescente siempre le suelen tirar mucho los vampiros malotes, esto es un hecho. Así que le dieron su propio spin-off bajo el nombre de The Originals, con él ya como super-prota perverso y anti-heroico. Que os puede gustar más o menos el muchacho, pero no se puede negar que como robaescenas triunfó mucho en la vida.

“I’m sexy and I know it”

 

 Lexa (Alycia Debnam-Carey) – The 100

Es el personaje más recientemente descubierto, pero como en Reino de Series ya explicamos lo mucho que nos mola The 100, qué menos que incluir a uno de sus personajes revelación en esta segunda temporada. Porque Lexa sale poco, pero cuando lo hace se nota. No por nada es la líder de los grounders. Al principio la vemos como una chiquilla medio coja y asustadiza que no sabemos muy bien qué pinta en la escena. Pero una vez se pone la armadura y levanta la barbilla descubriendo que es la comandante, ya sí, ahí la tía impone. No es físicamente corpulenta, pero tiene una presencia indiscutible. También porque se pone esas pinturas de guerra tan molonas y claro. Con ella no sólo aprendemos mucho más del lado grounder de la vida, sino queindividualmente tiene carisma para llevar sus escenas, soltando sus “love is weakness” y hablando de guerra al mismo tiempo que va mostrando su lado más vulnerable. Ya sólo nos queda verla en una superescena de lucha para que se nos haga el culo Pepsicola.

No tengo claro si huir o meterme en su cama

Oberyn Martell (Pedro Pascal) – Game Of Thrones

Que levante la mano todo aquel lector de los libros que, cuando anunciaron a Pedro Pascal para el papel de Oberyn, casi se echa las manos a la cabeza. Sí, tú también, no mientas. Pero Pedro llegó y rompió todos esos prejuicios con una personalidad arrolladora y un magnetismo único en todas sus escenas. Desde el minuto uno que sale, Oberyn siempre parece controlar la situación, se ríe en la cara de muchos de los mandamases de Desembarco del Rey, hace bromas, disfruta de una sexualidad abierta y desinhibida junto a su pareja Ellaria y llega con un objetivo claro: venganza. Aunque si mientras tanto puede pasarlo bien, pues mucho mejor, ¿no?Pocos personajes de Game Of Thrones han dejado una huella tan marcada en tan poco tiempo. Esa batalla espectacular contra La Montaña ya es uno de los momentos más épicos y sorprendentes de toda la serie. Y es gran mérito de Oberyn; pero, sobre todo, de Pedro.

Chupémonos los dedos, cariño. ¡Viva la vida!

 

 

Podríamos haber incluido muchos más, por eso nos hemos visto obligados a elegir unos cuantos limitándonos a los secundarios robaescenas y no a los co-protagonistas robaescenas, que son mayoría. Ahora es vuestro turno. ¿Quién creéis que hubiese merecido tener este homenaje? ¿Cuáles son vuestros personajes robaescenas favoritos? Dejadnos un comentario bonito y, si nos dais muchos ideas, a lo mejor en el futuro podemos seguir aumentando la lista.