La comedia romántica tal y como la conocíamos ha muerto. Se acabaron los finales felices, los principes, las princesas y por supuesto, adiós a los clichés y las risas enlatadas. Hola Catastrophe.

Rob Delaney y Sharon Horgan escriben y protagonizan esta serie británica centrada en la atracción sexual entre un estadounidense y una irlandesa, que se encuentran en Londres durante una semana, y que se ven obligados a comenzar una relación tras quedar ella embarazada. Una catástrofe totalmente inesperada y que les obliga a tomar conciencia de sus actos, una responsabilidad que se transforma en una oportunidad que ambos aprovecharán para conocerse y madurar juntos.

Catastrophe nos cuenta con un rítmo ágil y provocativo cómo se desarrolla esta relación que, en un principio, sólo iba a ser un rollo sin importancia, con dos personas que pasan ya los 40 años (ella tiene 45), que ni se conocen ni están enamoradas, de dos países y culturas distintas, y que de repente están condenados a entenderse. En la línea de You´re the Worst o Dates, Catastrophe también presenta sin concesiones a sus protagonistas, vapulea todos los tópicos posibles de este tipo de comedias y logra que nos entreguemos a esta historia de personajes imperfectos y políticamente incorrectos.

La serie es sólo una muestra de cómo está cambiando la ficción audiovisual y cómo las antiguas reglas de las comedias ya no son infalibles ni interesantes para un público que pide más sorpresa, más diversión y sobre todo, más realismo. Renovarse o morir, esa es la clave, y en esto da en el clavo. Y si esto no os ha convencido, os damos 3 razones para verla:

-La química entre sus protagonistas

Delaney y Horgan encarnan a la pareja protagonista, pero son también guionistas, y eso se nota en la naturalidad con que se meten en la piel de sus personajes, que por otro lado, les sientan como un guante. Te los crees desde el primer minuto y desprenden una naturalidad poco habitual, a pesar de lo absurdo de muchas de las situaciones con las que se van encontrando.

Además, los secundarios también están a la altura y encajan bien dentro del universo loco de la pareja. Entre ellos, destacamos a Carrie Fisher (La Guerra de las Galaxias) como la madre de Rob, la típica suegra que no traga a su nuera, y Tobias Menzies (Outlander) como el perturbado ginecólogo del bebé.

-No es una historia de amor

Más bien es una historia de aceptación y de amistad. Dos adultos que por momentos se comportan como niños y que pronto van a ser padres, que no están enamorados pero que, pensando que la paternidad es un tren que ya no volverá a pasar, deciden ser prácticos e iniciar una relación. La serie cuenta con una materia prima sin complejos que le permite mirar desde un punto de vista real y maduro las relaciones de pareja. Catastrophe trata de romper las etiquetas del amor edulcorado y dulzón y arrincona los convencionalismos, se limpia de arquetipos y se ríe de todos los tópicos del género.

-Su duración

Catastrophe sólo tiene 6 capítulos y cada uno dura algo más de 20 minutos. Los diálogos son rápidos y las situaciones rocambolescas se suceden sin parar, logrando que la serie transcurra ágil, sin tiempos muertos. Poco más de dos horas en total que se ven del tirón y que pasan en un suspiro.

Catastrophe Channel 4 (wk04) ...Rob Delaney and Sharon HorganAmazon va jugando sus cartas para plantar cara en Estados Unidos a ese gigante del vídeo bajo demanda que es Netflix. Catastrophe hizo muy poco ruido a nivel internacional cuando se estrenó en Channel 4, y comenzó a ganar algo de presencia en los medios cuando Amazón la estrenó en Norteamérica, convirtiéndose en una de las sorpresas del verano para algunos rezagados que hemos decidido darle ahora una oportunidad.

En España la podremos ver en Movistar + a partir del 12 de octubre. Para nuestra alegría, su segunda temporada ya ha empezado a rodarse, y ahí debemos estar todos para verla.