La serie de Lena Dunham llega a su final definitivo con su sexta temporada. Esa serie que todos hemos odiado y amado a la vez, la serie en la que (a veces) nos hemos visto reflejado y otras tantas la hemos visto tan lejana a nosotros. En la primera temporada de Girls, Dunham se “autoproclamaba” como la “voz de su generación” y hoy, cinco años después, podemos afirmar que la serie ha alcanzado su momento más maduro. No sabemos si Lena Dunham ha conseguido ser la voz de su generación, pero sí nos está haciendo disfrutar con la madurez de su serie.

En los capítulos que hemos podido ver hasta la fecha, Girls se ha atrevido a hablar sobre temas complicados y controvertidos como la maternidad o el acoso sexual. A partir de aquí, HABRÁ SPOILERS SOBRE LA SEXTA TEMPORADA. ¡Estáis avisados!

Hannah con su nuevo “amor” pasajero

La sexta temporada comenzaba como habíamos terminado la anterior, con una Hannah (Lena Dunham) dispuesta a mejorar, a ser menos “insoportable” y con ganas de comerse en mundo como escritora. Comienza la temporada con un nuevo trabajo como escritora en un periódico después de que le publicaran su historia personal sobre la traición de Adam (Adam Driver) y Jessa (Jemima Kirke). Su nueva etapa laboral la lleva a viajar a la costa para escribir un reportaje sobre mujeres adineradas que hacen surf. Y allí es donde comienza un verdadero viaje para Hannah en busca de su propia identidad. Porque ya sabemos que Hannah siempre ha sido muy proclive a boicotearse a sí misma, y como no podía ser de otra forma, odia su nuevo trabajo. Aunque todo cambia cuando conoce a Paul-Louis (Riz Ahemd), monitor de surf, y con el que tiene una loca noche de desenfreno que acaba con románticos paseos por la playa. Pero no, esto no es una comedia romántica…

Por otro lado tenemos al resto de protagonistas. Porque sí, Hannah siempre ha sido la verdadera protagonista de esta historia y sobre la que ha girado todo en Girls. Marnie (Allison Williams) sigue volviéndose insoportable cada día que pasa, más narcisista, aprovechándose del pobre Ray (Alex Karpovsky) y ligada a su tóxica relación con el insufrible Desi (Ebon Moos-Bachrach), Jessa continúa su “extraña” relación con Adam y Shoshanna (Zosia Mamet) algo olvidada… porque apenas sale en la serie. Lena, por favor, queremos más momentos de Shoshanna, porque es maravillosa.

Marnie queriéndose mucho a sí misma

En el cuarto capítulo de la sexta temporada, descubrimos el gran bombazo (y sobre el que va a girar esta temporada final): Hannah está embarazada. ¡Sorpresa! Ahí es donde nos damos cuenta de que Girls se ha vuelto más  madura y se atreve a hablar de temas maduros alejados de las tramas insulsas de la primera temporada. Maravilloso momento en el que Hannah decide hacer una lista de pros y contras para ser madre. ¿De verdad os imagináis a Hannah siendo madre? En las primeras temporadas ni siquiera lo hubiéramos planteado.

Elijah y Hannah más unidos que nunca

De lo más destacado de esta temporada, por el momento, ha sido la relación de complicidad entre Hannah y Elijah (Andrew Rannells), que termina rompiéndose cuando este se entera del embarazo de Hannah. Quizás porque piensa que su amiga ha madurado antes que él, que está perdido en la vida, sin saber qué hacer. Elijah muestra todo su egoísmo. De la misma manera lo hace Loreen (Becky Ann Baker) que también se muestra egoísta con su hija. Para una vez que Hannah se comporta como una persona de lo más normal…

No podemos dejar de destacar el tercer capítulo de la temporada, American Bitch. Auténtica joya. Lena Dunham se atreve a tratar el tema del acoso sexual. Hannah escribe un artículo sobre Chuck Palmer (Matthew Rhys) contando que varias chicas aseguran haber sido forzadas a mantener relaciones sexuales con él. Para conocer más sobre esto, Hannah acepta ir a casa de Chuck y charlar con él. Descoloca bastante encontrar un hombre que habla con calma, sin ponerse nervioso ante las acusaciones… pero poco a poco nos vamos dando cuenta de todo. El capítulo está muy bien contado y plasma un tema difícil que Lena Dunham se ha atrevido a poner en la pequeña pantalla.

Girls nos está dejando grandes capítulos esta temporada y vamos a echarla mucho de menos cuando termine. Pero si algo le pedimos es que queremos ver a las cuatro protagonistas juntas otra vez. Esta temporada no hemos podido verlas a todas juntas en una misma escena y se echa de menos. Y por favor, Lena, no te olvides de Shoshanna…