Ayer tocaba votar y la audiencia ha decidido que el ganador sea… Juego de tronos. Y como nuestro blog es monárquico, que se llama Reino de Series, tenemos ya la corona preparada. Ay, qué capitulazo. Tan bueno, tan bueno que es malo. Porque quiere decir que hay que esperarse un año a su retorno. La historia de los Lannister y los Stark es como una canción española, y hoy toca entonar ‘Se acabó’.  ¿Cómo? Pues como os contamos ahora, con todos los SPOILERS de todos los mundos, incluidos Westeros, Invernalia, Dorne y Mereen.

"Chica, ¡estoy negra!"

“Chica, ¡estoy negra!”

La sexta temporada comenzó como un juego de tronadas y termina de la misma manera. Ellas mandan. Y, en concreto, tres. Tres eran tres las reinas de Juego de Tronos. Las tres viudas. Y no precisamente alegres. En la jornada electoral, todas ganaron. Pero todas han perdido en el pasado… o tienen mucho que perder.

LA GANADORA POR GOLEADA. La odian, sí. Pero consigue superar las dificultades y alzarse de nuevo en vencedora. De un episodio que empieza con Cersei vestida como Dayana la de V solo puede esperarse lo mejor. Esta mujer acabó el año pasado vilipendiada por sus súbditos y, este, juzgada por los dioses y los septones, que son siete en ambos casos, en el proceso más esperado desde el caso Noos. En todos los que está implicada la monarquía… Pero como en Desembarco del Rey todos han perdido el juicio, Cersei no se presenta en el tribunal.

"Mirad mi cara. Acabo de escuchar la salchipapa"

“Mirad mi cara. Acabo de escuchar la salchipapa”

Loras, sí. Con un ‘look’ calcado a su otrora prometida, que casi parecen las gemelas Olsen, pero rapadas, se arrodilla ante el gorrión para abrazar la religión. Un maligno culto contrario a los pelazos. Y aunque su hermana Margarita advierte que algo pasa con Cersei, nadie la escucha. Lancel Lannister se va por los pasillos de palacio corriendo un poco como Rajoy, y acaba chamuscao. Antes, al gran maestre, sin necesidad de pasar por La Maestranza, le habían puesto unas cuentas banderillas.

Durante años lo ha hecho con las palabras y ahora, con los hechos. Cersei lo dinamita todo. Adiós septones, Tyrreles y templos. Su arrogancia (y el fuego valirio) los quema. Ha ganado las elecciones. Es la Ra-joya de la corona. Y pasa de reina madre a reina, a secas. Son los primeros minutos y ya han caído bastantes. No queda nadie para que se le Tommen a mal. Y hablando de caer, alguno cae más que otro, ¿eh Tommen? Quedarse viudo lo deja fatal. Y vuela como un gorrión y se estrella de manera poco suprema. Lena Headey se tendría que cambiar el nombre a Emmy. Y ganarlos TODOS.

 

"¿Me aryas el favor de acabar rápido?"

“¿Me aryas el favor de acabar rápido?”

LOS MINORITARIOS. Walder Frey y Jaime Lannister cenan juntos, que es algo así como si Charles Manson y Zodiac se tomaran algo en Puerto Hurraco. Pero van a ser unas jornadas gastronómicas indigestas. Frey, como saturno, se come a sus hijos, en un pastel de carne preparado por la nueva Masterchef del reino: Arya Stark. Y, de postre, se lo carga con gran sadismo y con más caras que el ‘Quién es quién’. No ha sido una boda, pero es una gran celebración. Muy roja.

En Dorne, las serpientes se adornan para recibir a (Tena) Lady Olenna. En un corrillo como el de la Campos, en el que reciben al ‘special guest star’ Varys, confabulan sobre cómo parar a Cersei. Si eso es posible.

En el ‘spin off’ cómico de la semana, Sam se convierte en bibliotecario. Y no sale Brianna, porque estaría grabando con Calvin Harris.

Te doy el meñique y me coges la mano entera

“Te doy el meñique y me coges la mano entera”

SANSA EVITA EL SORPASSO. Pensábamos que los Stark eran algo así como España en Eurovisión. Pero no, aunque  Invernalia esté más frío que nunca. Melisandra I de Matusalén reconoce que quemó a la niña Shireen, en una serie donde el que esté libre de ser pirómano que encienda la primera mecha. Se coge un caballo y su taca-taca y se va a algún geriátrico al sur, que hace mejor.

Sansa se ha convertido en reinona, Esta chica está iRICKONocible. Se ha hecho rebelde porque el mundo la ha hecho así. Y con Meñique puede darnos más de un titular. Pero se le resiste el trono. La pequeña gran Lady Mormona consigue que todas las familias del norte vayan a votar, y lo hagan por Jon Snow. Algo bastante lógico teniendo en cuenta que un sitio como Invernalia debe ser regido por alguien apellidado Nieve.

Pero es un apellido tan falso como su muerte en el muro. Bran, a lo David el Gnomo, se mete en un árbol para teletransportase al momento del nacimiento de su hermanastro. Lo justo para enterarse de que en realidad no lo es, sino que es un primo. En un especial ‘Cómo conocí a tu madre’, descubrimos lo que intuíamos: Juanito Nieves es hijo de otra Stark, Lyanna -¿otra prima de Rihanna?-, y su padre es un Targaryen. Así que además de lobo, tiene sangre de locos.

"Échame una MANO, primo"

“Échame una MANO, primo”

EL PARTIDO DEL CAMBIO. Khaleesi deja a Daario, su amante bandido, con el corazón, corazón malherido en Mereen. Y nombra mano de la reina a Tyrion, que ya tuvo el cargo una vez.

Cersei es por fin lo que siempre han sido: la reina de todo y de todos. Se sienta y se siente en el trono de hierro. Hasta su propio hermano le teme ya. Pero los barcos de Daenerys y los dragones van para allá. Como cantaba Rocío Jurado: el invierno llega, aunque no quieras…