Aunque el amor hay que demostrarlo día a día, desde el Reino hemos querido hacer un recorrido por las parejas más adorables que nos han dejado las series en los últimos años. Esto es un pequeño recordatorio de algunos de sus momentos más románticos que esperamos no sólo os haga vomitar arcoíris o amar aún más a vuestra pizza, sino que también os dibuje una sonrisa en el día de San Valentín.

  • Ross y Rachel (Friends)

Ambos conforman una de las mejores parejas seriéfilas por excelencia. Parece que fue ayer cuando Rachel se daba cuenta de sus verdaderos sentimientos por Ross y se declaraban, se separaban, alguien se equivocaba de nombre en el altar, se deseaban, se separaban y, finalmente, ocurría lo que todos ansiábamos gracias a un vuelo a París y un desenlace con mayúsculas que nunca nos cansaremos de reproducir. Pero, ¿quién no recuerda este beso?

  • Chandler y Mónica (Friends)

Pocas parejas habrá tan perfectas como Monica y Chandler: la combinación entre una maniática del control y un tipo con autoestima por los suelos, disimulado con humor. ¿Cómo olvidar su boda o el día de la adopción? Pero el momentazo por excelencia es su primer encuentro sexual en Londres, que muchos deseábamos y ¡no por eso nos dejó menos con la boca abierta!

  • Mike y Phoebe (Friends)

Si preguntáramos a cualquier fan de Friends cuál es su pareja favorita de la serie, puede que contestara “Ross y Rachel” o “Chandler y Mónica”. Si me preguntaran a mí, probablemente diría: ¡Phoebe es lo mejor! Y conoce a Mike, ¡y son taaan monos! Juntos protagonizaron una de las proposiciones de matrimonio más divertidas y especiales.

  • Mark Sloan y Lexie Grey (Grey’s Anatomy)

¿Y qué decir de McSteamy y la pequeña Grey, si encarnaban la adorabilidad por sí mismos? ¿A quién no le encantaban sus momentos? ¿Quién no ha sonreído al ver cómo la miraba Sloan? (No te lo perdonaré jamás, Shonda. Jamás).

  • Meredith y Derek (Grey’s Anatomy)

La pareja por excelencia de Grey’s Anatomy. La serie empezó con ellos (y debería haber terminado maldita Shonda), con esa residente que decía no tener historia y sólo ser “una chica en un bar”. Desde ese encuentro, miles de sensaciones, historias, momentos que nos han dejado sin palabras, reflejos todos de una promesa de amor verdadero enmarcada en un post-it, que nos ha demostrado que existe ese amor maduro que puede vencer muchos obstáculos.

  • Chuck y Blair (Gossip Girl)

Chuck, el rico malote, incomprendido, ligón, que nunca se ha enamorado, lo acaba haciendo ¡y de Blair! Juntos formaban una de las parejas más glamurosas y pasionales que hemos visto nunca. Aunque en un principio su relación era tóxica, ambos cambiaron y demostraron que también podían ser un equipo y que eso los hacía invencibles. Su primer beso en la limusina de Chuck, fue uno de los mejores momentos de la serie, con pérdida de virginidad incluida.

  • Lily Marshall (How I met your mother)

Cuando uno piensa en su persona ideal, tiene claro que le gustaría tener una relación tan genial como la de Marshall y Lily (o Marsupialín y Lilita). En cada escena transmitían una gran complicidad y confianza en la otra persona, además de poner siempre un toque de humor, convirtiéndose en una de las parejas más queridas y tiernas.

  • Ian Gallagher y  Mickey Milkovich  (Shameless)

Tal vez, Gallavich sea una de las parejas más shippeadas de los últimos años. No empezó de la forma más pacífica ni romántica del mundo, pero predefinió a la perfección aquello de “los que se pelean se desean”, porque Ian y Mickey se aman –literalmente- hasta las estrellas: con peleas a golpes incluidas. Pero contra toda adversidad, forman una de las parejas que más queremos que triunfe y que, a su manera, lo han ido haciendo.

Por supuesto, se trata de un recopilatorio subjetivo. Por eso, ¿Y tú? ¿Cuál es tu momento romántico preferido? ¿Qué otras parejas incluirías en la lista?