Cuando ya creía que lo había visto todo… llega Empire. La nueva serie de Fox Life acaba de llegar a nuestras vidas y ya me tiene postrada a sus pies. Está claro que Shonda ha creado escuela y aquí le ha salido un alumno de lo más aventajado con una historia de black power, que no escatima en puñaladas traperas, peleas de gatas, chasquidos de dedos, estampados imposibles y como en todo buen culebrón, giros de guión muy locos (pero mucho). Y laca, montones de laca por todas partes. 

 Ese alumno tan aplicado es Lee Daniels, nominado al Oscar por Precious. Empire pone en marcha un argumento que la emparenta con los fundamentos de El Rey Leara ritmo de Hip Hop y R&B. Sí, en serio, con Shakespeare, y también con James Goldman. De hecho es de la obra “El León en Invierno” de donde la poderosa familia recibe su poderoso apellido. Salvando las distancias claro, Empire cuenta la historia de Lucious Lyon (Terrence Howard) al que le diagnostican una enfermedad que le incapacitará en 3 años. Como haría cualquier padre responsable que sólo busca el bien de su familia, enfrentará a sus hijos (unos niñatos de cuidado) para probar cuál de ellos es más capaz de tomar su relevo en la discográfica que preside. Pero los planes de Lucious se complicarán cuando su ex Cookie salga de prisión y pida su mitad del pastel.

Y aquí quería yo llegar. Sólo unos pocos capítulos han bastado para que Cookie Lyon se convierta en la estrella de la función. La dueña y señora de Empire está interpretada por Taraji P. Henson, una mujer descarada, chabacana y chillona, un cuadro de estilo que ya se ha coronado como la reina absoluta del cotarro. Recién salida de la cárcel, llega para reclamar su puesto en la compañía, y de paso tocarle las narices a su ex marido todo lo que pueda. Sus vestidos ajustados, coletas altas y meneos de cabeza marcan el tempo de una serie que es de todo menos sutil.

Una pareja de tres

Pero en Empire hay féminas chungas para dar y regalar. No nos vamos a quedar sólo con Cookie, que aunque ha puesto el listón muy alto, tiene competencia en su propia casa, gracias a Rhonda (Kaitlin Doubleday), la mujer de uno de los hijos, Andre (que para rizar más el rizo es bipolar). El “momento babero” (lo siento querido lector, tendrás que verlo con tus propios ojos para creerlo) es ya insuperable. Esta chica ha nacido para estar en Empire, sin duda.

 

Por su parte, la futura señora Lyon, Anika (Grace Gealey), tampoco se queda corta. Una arpía acostumbrada a conseguir todo lo que quiere, joven, guapa y muy preparada, es la responsable de los artistas de la compañía. Pero su posición de poder se ve amenazada cuando llega Cookie, y viendo cómo se las gastan ambas, esto puede acabar muy mal. Pero en Empire hay féminas chungas para dar y regalar. No nos vamos a quedar sólo con Cookie, que aunque ha puesto el listón muy alto, tiene competencia en su propia casa, gracias a Rhonda (Kaitlin Doubleday), la mujer de uno de los hijos, Andre (que para rizar más el rizo es bipolar). El “momento babero” (lo siento querido lector, tendrás que verlo con tus propios ojos para creerlo) es ya insuperable. Esta chica ha nacido para estar en Empire, sin duda.

“Soy rubia natural”

Dejamos para el final a la sufrida ayudante de Lucious, Becky (Gabourey Sidibe). Teníamos ganas de verla en un papel a su medida, después de lo desaprovechada que ha estado en las últimas dos temporadas de American Horror Story. Por ahora ha tenido pocas escenas, pero ya nos ha llegado al corazón con su cuadernillo y sus carreras tras Lucious. ¡Queremos más Becky por favor!

El drama de FOX saldó su estreno con 10 millones de espectadores en Estados Unidos, y la audiencia no ha dejado de crecer desde entonces consiguiendo superar el reto de la televisión norteamericana de triunfar con una serie con un reparto totalmente afroamericano. Empire pasa de discursos sociales o raciales, y plantea un culebrón adictivo y con mucho ritmo. 

El ambiente, la banda sonora de Timbaland, los estilismos y la mala leche de Cookie Lyon son ya suficientes para convertirla en la serie del año. Y no me cabe duda de que Shonda es ya su fan número uno.

En España podéis seguir Empire en Fox Life.