¿Sientes que a veces en Pretty Little Liars (Pequeñas Mentirosas) no pasa nada? ¿Estás frustrada porque sospechas que algo está sucediendo en Rosewood y te lo estás perdiendo? ¿Te sientes como Emily cuando frunce el ceño porque no entiende lo que ocurre a su alrededor?

tumblr_lx4xz6iXxb1r4kfic

“El peso de la vida en su frente puede provocar un tsunami al otro lado del mundo”, El Efecto Mariposa en la Teoría del Caos.

Si has respondido afirmativamente a las preguntas anteriores ven, siéntate, te ayudaremos a sumergirte gentilmente en el glamouroso mundo de hackers adolescentes y fashion victims.

Hoy os traemos el Drinking Game: Pretty Little Liars Edition. Para participar necesitarás los siguientes utensilios: 

– Cualquier bebida alcohólica.

Nos referimos a las de verdad. La cerveza o el vino blanco sólo se aceptan durante el minuto y medio que dura el previously del episodio. Una vez aparezca Aria Montgomery pidiéndote silencio debes apagar el móvil, preparar tu hígado y olvidarte del mundo más allá de Rosewood. La cantidad de botellas requeridas variará en función del episodio y los posibles sospechosos de ser –A.

 – Vasos de chupito.

Los encontrarás en la nevera o el congelador. Es importante que no toques la caja de lasaña congelada que tu madre tiene en el segundo cajón, podrías desenterrar un oscuro secreto de familia y una trama de corrupción, fraude y desvío de fondos. Recomendamos tener varios a mano al principio ya que en algunas ocasiones el ritmo vertiginoso con el que suceden cosas en Rosewood puede llegar a superarte. Conforme vayas ganando destreza subirás de nivel y terminarás bebiendo directamente de la botella. Recuerda que ni tan siquiera Hanna o Caleb podían terminarse una cerveza al principio de la temporada.

whiskey-bottles

El juego infantil favorito de Emily Fields en las fiestas de pijamas

 Una vez tenemos el material necesario las reglas son muy sencillas. Se bebe un chupito cada vez que:

  1. Emily frunce el ceño

Esto suele suceder con demasiada frecuencia porque Emily sufre mucho y siempre está muy concentrada en resolver el asesinato del día mientras prepara un capuccino con nata y da un repaso a las féminas recién llegadas a la localidad en busca de su nueva compañera de retozo. En algunos episodios puede ser necesario destinar una botella sólo para este punto.

  1. Van al bosque de noche

En Rosewood lo mismo puedes ir cualquier día a ver una peli de la Nouvelle Vague en versión original que tienes la posibilidad de deleitarte con un recital de poesía. Con opciones de ocio de este nivel a su alcance nadie se explica por qué nuestras mentirosillas siempre acaban tras la hora de la merienda-cena en ese espeso bosque situado en algún punto del pueblo, desconocido pero accesible desde cualquier lugar -ya se sabe que en esta ciudad las distancias no son lo que parecen- una noche de tormenta mientras un asesino anda suelto. Y no, si hay un psicópata suelto no suele ser el mejor momento para utilizar como picadero y sin permiso la cabaña del lago de la abuela muerta de tu amiga. Es de bastante mala educación y te pueden quitar el carné de BFF.

  1. Están en el pasillo del instituto
    pllseason3

    Vestido largo, mirada intensa y tirabuzón perfecto

Es muy importante que no entren en el aula, en cuyo caso el chupito quedaría invalidado. Lo crucial de la educación en el pueblo de las PLL es desfilar por los pasillos cual pasarela Cibeles, estrenar las perlas que has comprado en la tienda de antigüedades de Ravenswood mientras seguías una pista o comerte una ensalada –no queremos que Hanna vuelva a ser una gorda de cara delgada– en la única mesa que hay en el patio del instituto. Es un lugar clave para que alguien pueda sentarse a tu lado y contarte el último documento clasificado que ha leído en la comisaría cuando iba a denunciar el robo de su iPhone.

  1. Aparece un personaje que desconoces
    tumblr_mzfc81nJND1rmrnujo2_250

    “Yo conocí a -A en los Testigos de Jehová”, personaje random nº 127.

Es posible que llegados a este punto hayas abierto ya la tercera botella y te cueste distinguir si Aria va guapa o ha combinado cuadros, corazones y print de leopardo -en esta situación, lo importante siempre es fijarse en los complementos-. Por eso te decimos, pequeña mentirosa, que no, no te has saltado un capítulo. En Rosewood las cosas suceden a un ritmo tan vertigino que es normal que desconozcas a ese individuo surgido de la nada que se ha convertido en –A por un día. En la pequeña localidad con más asesinos por metro cuadrado de USA se ha popularizado en Groupon el cupón: “Murderer for a Day” que viene con un móvil con Identidad Bloqueada, una peluca rubia, un curso de hacker de CCC y una relación dudosa con Alison DiLaurentis en el pasado. Además, comprando el pack de 3 episodios te regalan un suéter negro con capucha, dos pares de guantes de cuero -uno por si te apetece comer palomitas con ellos puestos- y una pala. 

     5. Emily besa a una chica (doble si es chico)

tumblr_mcb4bfAn4x1qdlg1oo5_250

“Ven y déjame revisarte los premolares Paige”

Ser teenager es muy complicado y si tu padre es militar, tu primera novia ya era adolescente en Salvados por la campana  y a ti te han expulsado del equipo de natación del instituto por tomar anabolizantes sin querer… La cosa se magnifica. Por eso Emily está necesitada de cariño, comprensión y calorcito humano. Además del baile y la Navidad, dos de sus pasiones de toda la vida, Emily libera tensiones y hormonas intercambiando fluidos y comprobando que no hay ningún mensaje secreto de –A escondido en la muela de algún habitante de Rosewood. Em todavía se arrepiente de no haber besado a Hanna cuando tuvo oportunidad para ahorrarle esa molestia bucal. ¡Qué susto!

  1. Alguien es sospechoso de ser –A

Si estás empadronado en Rosewood no hay escapatoria, es como lo de ser vocal en las elecciones municipales. Lo normal es parecer sospechoso y dejar de serlo el mismo día pero a veces la cosa se alarga hasta tres episodios. Si has conocido a Alison probablemente tendrás un motivo para quererla muerta y si no has sido tú, deberías dejar de perseguir a gente por la calle, espiarlos desde tu ventana o parar de traficar con sangre ajena, porque da lugar a equívoco.

  1. Mensaje grupal de –A

A las prettys siempre puedes encontrarlas juntas comiendo chino en la vajilla cara de Spencer, criticando a Mona por ser una arpía y haber roto el pacto de BFF o teniendo reuniones megasecretas en lugares públicos. Es por eso que –A, que es omnisciente, podría ahorrarse la puesta en escena y mandar sólo un mensaje. Pero quiere que todas se sientan especiales y amenazadas por igual. Esto también sirve para ver cuál de ellas está más enganchada a WhatsApp, se ha cambiado el móvil o es la típica que suele llevarlo en silencio y no contesta nunca, algo que molesta especialmente a –A.

tumblr_lo4td46bot1qczjlgo1_500

  1. Los padres no están

Y nunca están. Congresos, un viaje a Europa con tu recién estrenado novio 5 años mayor que tu hija con el que te vas a casar aunque no sabes su apellido, espiar a tu ex mujer secreta y madre de tu falso hijo, ir al pueblo de al lado para enamorarte de un fantasma mientras investigas fenómenos paranormales hasta que te cancelan la serie… Cualquier excusa es buena para salir de Rosewood y más si tienes hijos adolescentes. Luego vendrán los madremías cuando te llamen desde comisaría porque tu hija es sospechosa de un triple asesinato con tirabuzón.

¡Hasta aquí las primeras 8 reglas del juego! Recordad, ser una Pretty Little Liar no es fácill. Pretty se nace, no se hace.

Screen-Shot-2012-06-05-at-10.13.41-PM1-e1338949869880

“Ponme otro ron, pero con Cola Zero, que engorda menos”

Otros juegos de la misma colección son: Monopoly Rosewood Edition, La Herencia de Alison DiLaurentis, El Taller de Abalorios de Aria Montgomery, Hanna Tragabolas, Mis Primeras Mechas Rosas, Quién es Quién Edición Especial Secundarios o Capuccinova de Mediterráneo.

Disclaimer: «Drinking Game: Pretty Little Liars Edition» es una marca registrada junto a Snow Fey, no nos hacemos responsables de los efectos secundarios y/o daños colaterales derivados del juego y la serie. Si empiezas a querer besar a tus amigas, sientes atracción por el profesor de Literatura o desconfías del contenido de la bolsa de zanahorias baby en tu congelador, respira, ya eres una de las nuestras.