Un año más, regresó a nuestras pantallas el único Doctor con el que tener una cita es algo bueno. Y esta novena temporada ha terminado igual que empezó: con bastantes novedades entre las caras ya conocidas y volvió a recordarnos por qué esta serie es tan genial.

Sin título4

Para empezar, y a diferencia del año pasado, esta temporada no necesitaba presentar un nuevo Doctor, por lo que las historia ha podido ir más al grano al conocer de sobra la dinámica entre Twelve, Clara y el resto de personajes que le rodean. Y ha sabido aprovechar esa gran baza, trayendo de vuelta a villanos emblemáticos de la serie como Davros, los Zygons o los propios Time Lords (que, según la historia, pueden ser tratados como enemigos). También volvió la genial Missy (a la que, sin embargo, se echó en falta en el final de temporada). Por supuesto, no se explica cómo sobrevivió a su último encontronazo con el Doctor en la temporada pasada pero, siendo Doctor Who una serie acostumbrada desde hace años a jugar a que el Doctor tenga mil enemigos que siempre mueren y siempre vuelven a la vida, no hay necesidad ninguna. La propia Missy lo menciona con sorna (“Not dead. Back. Big surprise. Nevermind”) en una frase totalmente autorreferencial a lo que siempre ha sido la serie para decirle al espectador “esto es Doctor Who, no te calientes la cabeza; siéntate y disfruta”. 

Sin título2

Pero, pese a su corta presencia en la temporada, la participación del archienemigo del Doctor ha sido uno de sus mejores momentos. Su química con el Doctor es impresionante, al igual que la naturalidad con la que el espectador comprende esa dinámica según la cual considera al Doctor su mejor amigo a la vez que desea matarle con locura. El último regreso es el de Clara, una de las companion más longevas de la serie, aunque le resulta inevitable transmitir la sensación de que ya no tiene nada que aportar y que su historia debió terminar el año pasado. Dicho esto, y pese a esa sensación tan fuerte, se ha llevado bien su despedida de la serie. Quizás demasiado alargada y lacrimógena, pero la sobriedad del Doctor de Capaldi lo contrarresta.

También hemos tenido a Maisie Williams (Arya Stark en Juego de Tronos) como personaje recurrente de la temporada y, si bien su historia ha sido bastante sólida e interesante, no se ha esforzado demasiado en su personaje, al que interpreta prácticamente igual que a Arya Stark. O no le ha dado mucho al coco, o esta chica no tiene demasiados registros.

Por último, no podemos pasar sin mencionar el regreso “triunfal” de los Time Lords. El gran sorpresón final de esta temporada ha sido el regreso del planeta del Doctor y, aunque su aparición no se ha explotado tanto como podría al haberse centrado la historia totalmente en Clara, se ha plantado la semilla para que la próxima temporada de la serie tenga un toque diferente al estar presentes los semejantes del Doctor.

Sin título3

En términos generales, ha sido una temporada bastante equilibrada. No ha habido muchos picos de genialidad, pero tampoco ha habido ningún capítulo rematadamente malo. De hecho, tenía la impresión de que esta temporada no nos iba a dejar ningún capítulo clásico instantáneo hasta que vi los 2 últimos, que pasan por méritos propios al podio de la serie (gracias, especialmente, al gran actor que es Capaldi y que, curiosamente, llena más la pantalla cuando está solo que cuando está acompañado). Quizás se ha abusado del uso de capítulos dobles para contar casi todas las historias de la temporada, pero compensa la tranquilidad y profundidad con que se pueden desarrollar las historias y los personajes con ese formato. Sin título

En resumidas cuentas, la novena temporada de Doctor Who ha hecho lo que mejor sabe hacer: hacer reír, emocionar y entretener. Enemigos viejos, enemigos nuevos, grandes diálogos y, en definitiva, el Doctor siendo un idiota con una caja. Afortunadamente, no tendremos que esperar un año para volver a verle porque en Navidades, como es tradición, la BBC emitirá el especial navideño de Doctor Who, que se llamará “The husbands of River Song” y contará, como su título indica, con el regreso de otro de los grandes personajes de la serie moderna.