Yo ya he descubierto el secreto de las productoras para inventarse cientos de propuestas seriéfilas cada año para ver si alguna cadena les compra alguna idea: Sintonizan la Megastar, y a partir de las letras se inventan las tramas y los personajes. Y como hoy nos sentimos muy creativos y muy musicales, os traemos 7 canciones que deberían convertirse en serie.

Chas y aparezco a tu lado – Álex y Cristina

Éste podría ser perfectamente el remake de Embrujada, en el que un inocente chico normal empieza a salir con una bruja sin saber la que le espera… aunque todos los episodios acaben con final feliz y triunfando el amor.

 

En tu fiesta me colé – Mecano

Esta es una serie 100% the CW. De hecho empezaría con la típica voz en off de “Mi nombre es Brenda Clark, cuando mi amiga de la infancia Kimblery no me invitó a su fiesta porque decía que yo tenía pinta de lesbiana, acudí igualmente y me colé para destrozársela. Me sentí tan bien, que ahora me dedico a colarme en las fiestas de la gente popular que trata mal al resto del instituto para darles una lección”.

 

Terror en el hipermercado – Alaska y los Pegamoides

La nueva tendencia en el género de terror en la televisión es el slasher, y prueba de ello es Scream de MTV, y Scream Queens de FOX. “Terror en el hipermercado” sería una apuesta segura con unos ratings que harían que hasta Juego de Tronos tuviera envidia. Mari Pili es la primera víctima de un asesino en serie que anda a sus anchas en el Carrefour Express del barrio, y que se dedica a descuartizar a sus víctimas y colocarlas entre los congelados. Mucho misterio, mucha acción y mucho terror. Además podrían crearse diferentes spin-off’s a partir de otras canciones de Alaska, como Mi Novio es un Zombie, o La Tribu de las Chochoni.

 

Que la detengan – David Civera

Cuatro amigas se ven amenazadas por una misteriosa persona que les envía mensajes de forma anónima y las acosa de maneras inimaginables. Nadie puede controlarla… pelotazo seguro, y esto da para miles y miles de temporadas, que en la ABC Family lo saben bien.

 

Obsesión – Aventura

Una serie de calidad, de esas con muchos triángulos amorosos y muchos dramas. Vamos, una serie de las buenas, buenas. Anthony, un joven del Bronx, está enamorado de Loretta, una chica con novio. Anthony es tan pesado que Loretta no se lo toma en serio, afirmando que no es amor, lo que siente se llama obsesión. Además, Naonka, la mejor amiga de Loretta y que está enamorada de Anthony intentará manipular a su amiga para que no acabe con el chico que le gusta y que además empieza a tontear con ella, lo que Naonka no sospecha es que solo tontea con ella para acercarse a Loretta. Esto se lleva todos los Emmys, todos los Globos de Oro y todos los premios Nobel.

 

Loca – Shakira

La nueva serie favorita de los gafapastas, una bohonomiada de elasticidad pomposa y taica que deslumbra en cada inserto extradiegético presente. Vamos, una de esas series que (como le pasa a Shakira cuando canta) ves y no te enteras de nada, pero queda muy bien decir que te encanta.

 

El Taxi – Osmani García

Ella es una neurocientífica con gafas y coleta, una nerd que nunca ha sido popular. Un día, su amiga le quita las gafas y la coleta para ir a una fiesta y se dan cuenta que es la chica más guapa de la ciudad. De camino a la fiesta, mientras para un taxi, conoce a un rapero que se queda asombrado al ver lo lista que es y que ella sabe de todo. Pero él pregunta si tiene novio y ella dice que sí… En ese taxi ocurrirá algo que cambiará sus vidas para siempre.

 

¿Véis que fácil es crear series que romperían los audímetros en territorio yanki? Si es que yo no sé qué manía tienen las cadenas con hacer procedimentales y clones de Friends, si solo tienen que escuchar los 40 Principales.