El pasado 10 de marzo se emitió el último episodio de The Vampire Diares, y si algo vamos a echar realmente de menos, es a Ian Somerhalder interpretando a Damon Salvatore. El hermano malo que al final no lo era tanto y que nos ha dejado algunos de los momentos y frases más míticos de la serie. Si no la habéis terminado aún, tened cuidado porque puede contener spoilers.  Aquí tenéis 10 razones (aunque podríamos poner bastantes más) para amar a Damon.

 

1- Su “Hello brother” marcó el principio y el fin de la serie.

2- Te puede hacer el baile más sexy o el más romántico del pueblo.

3- Tiene un don para crear momentos mágicos.

4- Le quedan bien todas las épocas por las que ha pasado.

 

5- Se le quiere hasta cuando más se le odia.

6- Por el “Team Badass”.

7- Porque sus escenas con Kai son para enmarcar.

8- Por darnos una de las historias de amor más épicas de la pequeña pantalla.

9- Por haberse convertido en el mejor amigo, compañero, cuñado, hermano…

10- Por saber sacar una sonrisa hasta en los momentos más inoportunos.